08 noviembre, 2010

El Amor y el mar


El amor dormía tranquilo
Sobre aguas tranquilas de un rio
Que no terminaba jamás su curso
Cada suspiro era una nostalgia
Porque solo recorría su camino
Amor sin compañía no servía…
Sus lágrimas caían inconscientemente
Solo él vivía esta agonía
Cuando llego al mar
Encontró locuras
Las olas lo acariciaban locamente
Los peces jugueteaban permanentemente
El se sintió pleno…
Estaba con quienes lo acogían
De vez en cuando mira ese pacifico rio
Piensa en sus nostalgias
Sus añoranzas dejadas atrás
Pero sabe que ya no habrá más ríos
Más soledades que superar
Más lágrimas que caer
El amor disfruta de la compañía
En el mar ruidoso y escandaloso
Encuentra sus aventuras para poder ser feliz
Habrá maremotos…
Habrán sequias
Pero nunca acaba la inmensidad del mar
Como el amor entregado…
Cuando es de verdad…
Si crees que lo encontraste… seguro que sentiste lo mismo…
La soledad te atrapa... y no te deja encontrarlo…
Yo creo que hay que buscar el mar... vivir con él... como una gaviota que revolea a su alrededor… pero no lo abandona jamás.

No hay comentarios.: