28 julio, 2006

Ausencias:


Siento mucha alegría con todo lo que me está pasando…
Hacen tanto que no escribía… es porque a veces la vida no te deja… pero hoy me detuve un instante y de cidí contarles algo que por momentos me entristece, por momentos me trae solo nostalgia.
Recuerdo aquellos días en que me buscaba de la escuela.Su imagen alegre y protectora. Me tomó la mano bien fuerte, me sonrió, y me llevó a casa. Me cuidó aunque vivía a dos cuadras.
Yo sólo tenía un guardapolvo cuadritos celeste y blanco, y un bolsito con la hormiguita viajera que me hizo mi abuela. Quizá la merienda a medio terminar para compartirla con mis hermanos, que se quedaban e casa. Y ese día fue tan especial. Mi papá me fue a buscar.
Él tenía el seño fruncido, era muy serio, pero por alguna razón conmigo nunca lo era, yo era su gordita.
Lo esperaba todas las noches al regresar del trabajo, para poder darle un abrazo, y mi beso de las buenas noches.
No había comida en la que no me sentara a su lado. No se por que pero siempre buscaba su mirada. Era como un te quiero cuando lo necesitaba. Era como un “no está bien” cunado sabía que no estaba haciendo las cosas bien.
Sé que en cada momento me quería parecer mas a él. Aunque se que nunca llegaré a ser tanto.
A medida que pasaron los años deje de ser su nena mimada, porque ya no fui una nena, crecí…
Pero siempre fue tan importante, tan especial. Siempre esperé que esté orgulloso de mis logros. Aunque sé que a veces no me esfuerzo demasiado.
Una noche tome sus manos y él las mías y bailamos. “Dentro de dos años me toca” fue lo único que le dije… Estaba tan feliz.
Pero nunca llegó ese día…
Me quedo con su sonrisa. Me quedo con sus consejos. Me quedo con su mirada tan seria, tan profunda.
Con sus consejos que solía dar… cuando estaba enfermo y lo cuidaba.
Me quedo con la ganas de volver a abrazarlo.
Nadie va a quitar los momentos que me hacia pasar y nadie lo reemplazará. Y se que desde algún lado él sabe cuanto lo amo.

2 comentarios:

7H4N4705 dijo...

tiene que ser la tercera vez que esta historia llega a mi, las dos veces anteriores de tu boca, esta de tus dedos, se me volvieron a caer unas lagrimas, te amo pendeja.

emilio dijo...

eso fue profundo...es dificil perder a alguien querido; y es mas dificil aun seguir viviendo, avanzar con esa falta en tu vida; se vuelve una espinita, un pequeño dolor...